Cómo estudiar para un examen tipo test

Cómo estudiar para un examen tipo test

El examen tipo test, suele ser muy popular entre los evaluadores, bien sea  a nivel educativo como de empresas para captación de personal. Lo complicado de este tipo de examen es que no permite desarrollar la respuesta, pues limita a la persona a una frase a escoger entre varias alternativas.

Por otra parte la ventaja que tiene este examen es que permite recordar frases del tema al enunciarlas dentro de los planteamientos sugeridos como respuestas, además la corrección es rápida, puesto que depende de una plantilla.

Para aquellos que no se destacan en la redacción, ni en la memorización de textos, los exámenes tipo test son los más acordes puesto que solo requieren de análisis.

Para contestar las preguntas de un examen tipo test, la mejor opción es el descarte, al ir eliminando aquellas respuestas que evidentemente no son las correctas se va achicando la lista quedando pocas opciones para analizar.



Lo diferente de estudiar para un examen tipo test

Estudiar para un examen tipo test, es muy diferente que para un examen de desarrollo, aunque existe la mezcla, pues si bien un examen test o de respuesta de selección múltiple es aplicado a materias como matemática, para lograr seleccionar la respuesta correcta, se debe al menos desarrollar el ejercicio práctico.

Cómo se debe estudiar para un examen tipo test

Desde la óptica del examen tipo test de materias netamente teóricas, lo ideal es leer pausadamente y resaltar frases que marquen características, normas, principios irrefutables de un fenómeno o hecho.

El análisis es la clave para estudiar para este tipo de examen, no se debe memorizar largos contenidos, más bien debatirlos, discutirlos y resaltarlos, al punto de sintetizar resumiendo el contenido estudiado.

El proceso es más de comprensión, de lectura crítica y reflexiva, antes que de fijar conceptos textualmente, así que la técnica del resumen e incluso del estudio grupal discutiendo el tema ayuda para la preparación de este tipo de examen.

Los esquemas, bien sea en forma de mapas o sencillos cuadros que confronten semejanzas y diferencias, son formas que ayudan a reflexionar el tema sin memorizarlos, así a la hora de leer la prueba la mente ya está programada para una actitud evaluativa y critica.

En ocasiones las personas están bien preparadas para presentar un examen, pero pierden seguridad en sí mismas cuando antes de entrar a presentar comienzan a “repasar” o peor aún a comentar con otros.

Es conveniente al menos unas tres horas antes de la prueba, olvidar el tema, ejercitarse, o ver un film, tal vez un documental o inclusive recurrir a una buena música relajante.

Al entrar al examen, lo principal es leer bien las instrucciones, luego hacerse de oídos sordos y enfocarse en leer bien el planteamiento de las preguntas, descartar respuestas evidentemente incorrectas y enfocarse en las opciones viables.

La concentración y el análisis acompañados de unas horas analíticas de estudio, garantizan el éxito en un examen tipo test, siempre que se distribuya bien el tiempo, dejando para ultimo las preguntas más complejas.

Publicado por

Daniel García Sánchez
Daniel García Sánchez

Programador web