risas divertidas

Los mejores chistes del mundo

De China hasta Argentina, los especiales chistes de todo el mundo.

risas divertidas
risas divertidas

A continuación, varios de los chistes los matarán de risa, otros van a hacer que te rasques la cabeza (debido a las diferencias culturales) y algunos les parecerán populares (debido a Internet). En este momento es dependiente de ustedes.

 

Aquí tenéis los especiales chistes de todo el mundo, de acuerdo con la revista Selecciones:

El chiste ganador de Argentina
Una pareja de ancianos va a un lugar de comidas de fast foods, donde con precaución divide en dos la hamburguesa y las papas fritas. Un camionero siente pena por ellos y se da a comprarle a la mujer su propia comida.
—No se preocupe —dice el anciano—, nosotros compartimos todo.
Unos minutos luego, el camionero se proporciona cuenta de que la mujer no probó bocado.
—De verdad no me importa comprarle su propia comida —insiste.
—No se preocupe, ella comerá su parte —le afirma el anciano—. Lo compartimos todo.
Poco convencido, el camionero le pregunta a la esposa:
—¿Por qué no come?
—¡Porque estoy aguardando a que mi marido me preste la dentadura!

Alemania
En una feria, un hombre se topa con la tienda de operación de una adivina. Pensando en pasar un largo tiempo, entra en ella y se sienta.
—Puedo ver que es padre de dos —dice la vidente, viendo su bola de cristal.
—¡Ajá! Eso es lo que usted cree
—dice el hombre con desdén—. Soy padre de tres.
—¡Ajá! —dice la adivina—. Eso es lo que usted cree.

Australia y Nueva Zelanda
Un oso polar entra a una taberna y le dice al cantinero:
—Dame un whisky y… una Coca.
—¿Por qué esa pausa tan extendida? —le pregunta el cantinero.
—No lo sé —dice el oso—. Siempre las he tenido.

Brasil
Cansada de aguardar en el final de la fila para ingresar al Arca de Noé, una pulga brinca de animal en animal para arrimarse adelante. Al final desciende en el lomo de un elefante.
—¡Lo sabía! —le dice el paquidermo, irritado, a su pareja—. ¡Ya comenzaron con los empujones!

Canadá
Un hombre le dice a un amigo:
—Mi mujer está en una dieta de tres semanas.
—¿De verdad? ¿Cuánto ha perdido hasta la actualidad?
—Dos semanas.

China
El padre tortuga le está contando a su hijo numerosos cuentos antes de reposar. Uno de ellos empieza: “Érase una vez un conejito blanco…”.
—Ay, padre —interrumpe la tortuga—, ésas son cosas de jovenes. Cuéntame algo de fantasía.
—Está bien. Érase una vez un conejito en el espacio exterior…
El hijo lo para en seco.
—¡Quiero un cuento de adultos!
—De acuerdo, pero prométeme que no se lo dirás a tu madre.
—Te lo juro.
—Érase una vez un conejito totalmente desnudo…

Corea

En algún momento, una adivina me dijo: “Haz todo lo que te diga tu jefe”. Lo repitió como si mi vida dependiera de esto. Sabio consejo, pensé, mientras trabajaba en un emprendimiento considerable que necesitaba el aporte de mi jefe. Como si necesitara una prueba de lo buena que era la adivina, esa noche, al comprobar mi horóscopo en el diario, leí: “Haz todo lo que diga tu jefe”.

Croacia
Un oficial de policía preocupado se aproxima a un pequeño que está llorando frente a un puesto de revistas.
—¿Qué pasa? —le pregunta.
—¡Aún no sale Superman! —se lamenta el chico.
—No te impacientes, yo me encargo —le dice el oficial—. ¡Oye, Superman! —grita—. ¡Sal, no te vamos a hacer daño!

Eslovenia
Al salir de la corte, un abogado se regresa hacia su cliente, que tiene un gesto sombrío, y le dice:
—¿Por qué pones esa cara, Zoran? ¡Te declararon inocente!
—Lo sé, pero en este momento verdaderamente estoy en inconvenientes —responde Zoran—. ¡Acabo de sugerir mi departamento en renta por tres años!

España
Un pordiosero se aproxima a una ancianita en la playa.
—Por favor, señora —suplica—, no he comido nada en 24 horas.
—Qué bien —dice la abuela—, de esta forma no deberás inquietarte por padecer calambres si te metes a nadar.

USA
Un sacerdote, un ministro y un rabino desean entender quién de ellos es preferible en su trabajo. Se internan en el bosque, encuentran un oso e intentan transformarlo. Después se reúnen los tres.
—Cuando hallé al oso —dice el sacerdote— le leí el catecismo y lo rocié con agua bendita. La próxima semana va a hacer su Primera Comunión.
—Yo hallé a un oso —cuenta el ministro—, y le prediqué la palabra de Dios. El oso quedó tan asombrado que me dejó bautizarlo.
Ambos voltean a conocer al rabino, quien yace en una camilla rodante, con todo el cuerpo enyesado.
—Pensándolo bien —exclama el religioso—, a lo mejor no debí haber comenzado con la circuncisión.

Filipinas
José, Miguel, María y Tomás hablan sobre los empleos de sus sueños.
—Me agradaría ser abogado —dice José—, para de esta forma poder proteger a mis compatriotas.
—Me agradaría estar en el congreso —dice Miguel—, para ofrecer leyes que beneficien a mis compatriotas.
—Yo quiero ser doctora —dice María—, para lograr atender a mis compatriotas.
—Y tú, Tomás, ¿qué te agradaría ser? —preguntá José.
—¡Yo quiero ser compatriota!

Finlandia
Hannu quiere que todo salga especial en el transcurso de un viaje de aniversario de bodas al hotel de playa donde él y su mujer pasaron su luna de miel 30 años atrás, por eso escoge llegar un día antes que su mujer para llevar a cabo todos los arreglos. Esa noche le envía un mensaje electrónico, pero se equivoca al escribir la dirección y quien lo recibe es la viuda de un ministro espiritual que termina de fallecer.
Al día siguiente, el hijo de la viuda encuentra a su madre desmayada frente a la PC. En la pantalla ve el siguiente mensaje electrónico: “Querida esposa: Acabo de llegar y todo está preparado para tu arribo el día de mañana. Quisiera que tu viaje sea tan placentero como el mío. P.D. ¡Hace mucho calor!”

Francia
El presidente francés Nicolas Sarkozy visita una fábrica de acero. Para sorpresa del jefe, Sarkozy felicita a uno de sus empleados, Morton, con un efusivo abrazo. Lo mismo sucede cuando el presidente Obama va de visita, y de nuevo con Vladimir Putin.
Sin verse impresionado, el jefe le dice a Morton:
—Apuesto a que no conoces al Papa.
Morton se encoge de hombros y responde, muy tranquilo:
—Jugamos juntos al golf.
El jefe toma la respuesta como una afrenta personal y paga los pasajes de los dos al Vaticano.
Durante una bendición papal, Morton se escabulle, y al poco rato reaparece al costado del Papa. Dos hombres chinos apalean delicadamente al jefe en el hombro y le preguntan:
—¿Quién es el hombre de blanco que está parado con Morton?

Hungría
El médico le pregunta a su paciente:
—¿Ha seguido mi consejo de reposar con la ventana abierta?
—Sí —.
—Entonces, ¿ha desaparecido completamente el asma?
—No —dice el paciente—. Pero sí desaparecieron mi reloj, la tv, el reproductor de música y la PC portátil.

India
Un hombre de negocios visita a un óptimo amigo chino de el en el hospital.
—Li kai yang qi guan… —dice débilmente el hombre enfermo.
El ejecutivo quiere asistirlo, pero no habla mandarín.
—¡Li kai yang qi guan! —exclama el tolerante antes de exhalar su último suspiro. Después ese año, el hombre de negocios viaja a Shangai, donde por fin conoce el concepto de Li kai yang qi guan: “Quítate del tubo de oxígeno”.

México
En pleno otoño, los indios de una reservación muy lejana le preguntan a su nuevo jefe si el siguiente invierno va a ser frío o templado. Puesto que el jefe forma parte a una generación actualizada y nunca aprendió los viejos misterios de sus antepasados, mira al cielo y no puede adivinar qué va a ocurrir con el tiempo. Todavía, les advierte que recojan leña. Como es un hombre efectivo, poco tiempo luego llama por teléfono al Servicio Meteorológico Nacional.
—¿El próximo invierno va a ser muy frío? —pregunta.
—Es posible —le contestan.
El jefe regresa con su pueblo y les dice que se pongan a agrupar más leña.
Una semana luego, llama otra vez por teléfono.
—¿Será un invierno muy frío? —vuelve a preguntar.
—Sí, va a ser un invierno muy frío —le argumentan.
El jefe regresa a organizar a su gente juntar toda la leña que logren.
Dos semanas después, el jefe hace otra llamada telefónica:
—¿Están seguros de que el siguiente invierno va a ser muy frío?
—Completamente —le contestan—. Será uno de los inviernos más fríos que se hayan popular.
—¿Y cómo están tan seguros? —indaga el jefe.
—¡Porque los indios están juntando leña como locos!

Noruega
Una mujer frota una lámpara y hace aparición un genio.
—Eres una aceptable mujer, por eso te concederé un deseo —dice el genio.
—¿Ves ese ga-to? Es la exclusiva empresa que tengo, pero me agradaría tener a un hombre guapo y fuerte a mi lado—dice la mujer.
El genio permite y, ¡puf!, el gato se transforma en un hombre parecido a Brad Pitt, con los músculos del abdomen marcados. La mujer salta a su regazo y lo cubre de besos.
—¿Tienes algo que decir antes de que hagamos el cariño? —le pregunta.
—Sí —responde el hombre—, apuesto a que desearías no haberme castrado la semana anterior.

Países Bajos
En un extenso viaje en avión, a una muchacha actriz le toca sentarse con un abogado. Ella ansía tener un sueño reparador, pero el abogado la despierta todo el tiempo.
—Juguemos a llevar a cabo cuestiones y respuestas —sugiere el abogado.
La estrella lo ignora.
—Lo vamos a hacer atrayente —dice el hom-bre—. Si contesto mal, le pagaré 50 USD. Si usted contesta mal, me va a proporcionar 5.
La actriz permite, y el abogado comienza.
—¿Cuál es la distancia entre la Tierra y la Luna?
La estrella le distribución un billete de 5 USD. En este momento es su turno:
—¿Qué sube a una montaña en tres pies y baja en 4?
El abogado se queda estupefacto. Busca desesperadamente en Internet, hojea su enciclopedia de bolsillo y les envía mensajes a todos los investigadores que encuentra en su agenda electrónica. No posee suerte. Horas luego, despierta a la actriz, le distribución 50 USD y exclama:
—Bueno, ¡dígame qué es!
Sin decir una palabra, la joven estrella deposita 5 USD en la mano del abogado y se regresa a reposar.

Polonia
Estanislao yace en su lecho de muerte. A su alrededor están sus conocidos cercanos. Al arrimarse el instante final, consigue a murmurar:
—Debo contarles mi más grande misterio.
Su familia lo anima a seguir.
—Antes de casarme lo poseía todo —dice Estanislao—, autos de deportes, mujeres bellísimas, varios amigos y una enorme fortuna. Pero un amigo mío me aconsejó: “Cásate y forma una familia. De otro modo, no va a existir nadie que te dé a beber un vaso de agua en tu lecho de muerte”. Por eso seguí su consejo y dejé de salir a divertirme. Cambié a las mujeres por mi mujer y a las cervezas por alimento infantil. Vendí mi Ferrari e invertí en fondos para la facultad. Y aquí estoy. Pero, ¿saben una cosa?
—¿Qué? —preguntan sus familiares.
—¡Ni siquiera tengo sed!

Portugal
Un hombre está de visita en el hogar de un viejo amigo, cuando de repente una niñita pasa corriendo por la cuarto.
—Título —le dice el amigo—, tráenos dos tazas de café.
—¿Título? Qué nombre tan raro para una niña —dice el visitante—. ¿Por qué se lo pusieron?
El amigo suspira y dice:
—Envié a mi hija a estudiar a la Facultad de Lisboa, y esto fue con lo que regresó.

Reino Unido
Aproximadamente un mes antes de fallecer, mi abuela cubrió la espalda de mi abuelo con manteca. Desde luego, desde ese instante las cosas se deslizaron cuesta abajo muy ágil.

República Checa
Un hombre llama por teléfono a un habitual conductor de radio y le dice:
—Acabo de hallar una billetera con 100.000 coronas dentro. Tiene el nombre y dirección de alguien llamado Jan Ziegler, que vive en la Calle Seifert número 3, en Praga.
—¿Y? —pregunta el conductor— ¿Qué quiere que hagamos?
—¿Sería tan amable de dedicarle una canción a este hombre?

Rumania
Tras una persecución a velocidad superior, a Vlad lo detiene un oficial de policía.
—¡Ésta es la más grande distracción que he tenido en todo el día! —exclama el oficial—. Si me proporciona una aceptable explicación, no le daré una multa.
—Hace tres semanas —le enseña Vlad—, mi mujer me dejó por un policía. Por eso cuando vi que usted se acercaba en su auto, ¡creí que trataba de devolvérmela!

Rusia
Debido a la recesión económica de hoy, para ahorrar costos de energía se apagará la luz en el final del túnel. Dios

Serbia
Una vecina encuentra a un niñito sentado en las escaleras, llorando.
—¿Qué pasa? —le pregunta la mujer al reducido.
—Es que mi padre —responde el pequeño entre sollozos— se golpeó el dedo con un martillo.
—Entonces, ¿por qué lloras tú?
—¡Porque me reí primero!

Suecia
Al recorrer el país entero en el transcurso de un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
—Es mi pato —insiste el citadino.
Como ninguno de los dos cede, el granjero recomienda solucionar las cosas a la vieja usanza:
—Con una patada pueblerina.
—¿Una qué?
—Yo lo pateo tan fuerte como logre en la entrepierna, y después usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo permite. El granjero toma vuelo y suelta un golpe destructor en las partes blandas del hombre, quien aúlla de mal y cae al suelo. Cuando consigue levantarse, dice jadeando:
—Bien, en este momento es mi turno.
—Olvídelo —dice el granjero—. Se puede usted quedar con el pato.

Suiza
La mujer le pregunta a su esposo:
—¿Te fijaste, cariño? Compré un nuevo cepillo para el inodoro.
—Sí —responde el hombre, — pero me sigue gustando más el papel.

Tailandia

Una maestra les dice a sus estudiantes de nivel preescolar:
—¡Apúrense o llegaremos tarde!
—¿Cuál es la prisa? —pregunta uno.
—Si llegamos tarde, perderemos su siguiente clase —le dice la maestra.
—Si tiene tanta prisa —responde el niño—, ¡váyase sin nosotros!

Un chiste laboral

Un tío que va a buscar trabajo en una compañía y le dice el gerente:
– En este momento va a ingresar ganando 700 euros y dentro de tres meses le subiremos a 2.000
– Bueno pues ya volveré dentro de tres meses.

Chistes cortos para niños de primaria:

1. -¿Por qué Bob Esponja no posee la espalda verde? -Porque si tuviese la espalda verde sería ScotchBrite.

2. -¿Por qué está feliz la escoba? -Porque ba-rriendo.

3. -¿Cuál es la más reciente letra del abecedario? -La ‘o’. -…¿No es la ‘z’? -Claro que no. Si no, sería ‘abecedarioz’.

4. -¡Estoy agotado de que todos hablen a mis espaldas! -Pero si usted es taxista… -¡Ah! Es verdad.

5. Un pequeño va en bicicleta y le dice a su madre: -¡Mamá, madre, sin manos! -¡Mamá, madre, sin piernas! Súbitamente se cae de cara, se levanta y dice: -Mamá, madre, sin dientes!

6. Dos camaradas de clase hablan en la calle luego de un examen. -¿Qué tal te fué el examen? -Muy mal, lo he dejado todo en blanco. -¡Madre mía! Seguramente el profe pensará que hemos copiado.

7. Suena el teléfono: -¿Hola? -Hola, ¿es aquí donde lavan la ropa? -No. -¡Hala! Ya que qué cochinos.

8. -Era un hombre tan gafe, pero tan gafe, tan gafe, que reposó en un pajar ¡y se clavó la aguja!

9. -Cómo dicen ‘perro’ en inglés? -Dog. -¿Y cómo dicen veterinario? -Muy simple. Dog-tor.

10. Llega un pequeño a su casa y le dice a su madre: -Mamá, tengo una novedad buena y otra mala. -Dime primero la buena. -He sacado un diez en matemáticas. -¿Y cuál es la mala? -Que es mentira.

Esperamos que estos chistes infantiles hagan reír a tus hijos o estudiantes, el planeta del chiste es muy extenso y puedes encontrar chistes cortos para niños fácilmente.

Siempre es una aceptable forma de romper el hielo y calmar tensiones en clase, para de esta forma poder ofrecer un toque de humor a los madrugones y las tareas.

Comparte
error

Publicado por

Daniel García Sánchez
Daniel García Sánchez

Programador web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *